fbpx

Twitter

@MedGalenus

Facebook

@GalenusMEDMx

Instagram

@galenusmedoficial

LinkedIn

@GalenusMED

Síndrome respiratorio superior y coronavirus

RESUMEN

En diciembre de 2019 se detectaron los primeros casos de enfermedad respiratoria causada por un coronavirus emergente, al que se denominó SARS-CoV-2, el cual, para los primeros meses de 2020, se había extendido por todo el mundo con características de pandemia. El reporte de la Johns Hopkins muestra un total de 71,066,080 infectados y 5,598,651 fallecimientos por COVID-19. En México tenemos 4,667,829 casos confirmados con 303,183 fallecimientos. La enfermedad, conocida como COVID-19, cursa con tos, fiebre y dificultad respiratoria.

Las formas más graves, que afectan principalmente a personas de edad avanzada y con determinadas comorbilidades, se manifiestan por afectación de la función respiratoria, que requiere ventilación mecánica, y síndrome de respuesta inflamatoria sistémica, que puede conducir a un choque séptico con fallo multiorgánica y altas tasas de mortalidad. Sin embargo, el coronavirus no solo puede producir este síndrome grave, sino afectar el aparato respiratorio superior, lo que el médico debe considerar para un diagnóstico y tratamiento adecuados. Este artículo hará referencia a la presentación del coronavirus en la patología respiratoria superior.

Palabras clave: COVID-19, SARS-CoV-2, amigdalitis, otitis

ABSTRACT

In December 2019, the first cases of respiratory disease caused by an emerging coronavirus were detected; it was called SARSCoV-2, and during the first months of 2020 it spread throughout the world with the characteristics of a pandemic. The Johns Hopkins report shows a total of 71,066,080 infected, and 5,598,651 deaths from COVID-19. In Mexico there are 4,667,829 confirmed cases with 303,183 deaths. The disease, known as COVID-19, causes cough, fever, and shortness of breath. The most severe forms, which mainly affect elderly people and those with certain comorbidities, present with impaired respiratory function, which requires mechanical ventilation, and systemic inflammatory response syndrome, which can lead to septic shock with multiple organ failure, and high mortality rates. However, coronavirus can not only produce this serious syndrome but also affect the upper respiratory system, which the doctor must consider in order to have an adequate diagnosis and treatment. This article refers to the presentation of coronavirus in upper respiratory pathology.

KEYWORDS: COVID-19, SARS-CoV-2, tonsillitis, otitis.

INTRODUCCIÓN

Las enfermedades del aparato respiratorio siguen siendo una de las principales causas de morbilidad tanto en la edad pediátrica como en otras edades. En la actualidad, debido a la pandemia por el virus SARS-CoV, han tomado más relevancia, ya que una sintomatología respiratoria puede ser el inicio de un cuadro por este agente. Una breve historia nos muestra que los primeros coronavirus se registraron en Inglaterra en la década de 1960 en un paciente con resfriado común; la muestra se denominó B814, siendo diferente a otros agentes, como adenovirus, rinovirus, etc.

En 1968, un grupo de virólogos los consideró diferentes a los mixovirus (gripe) y por el aspecto de sus viriones con espículas los denominaron Coronavirus, estableciéndose en 1976 la familia Coronaviridae.2 Hasta la aparición del “síndrome respiratorio agudo grave” (SARS, por sus siglas en inglés) en la provincia de Guangdong, China, en noviembre de 2002, las cepas humanas se consideraban causantes sobre todo de infecciones agudas leves del tracto respiratorio superior.

En diciembre de 2019 se registró en la ciudad de Wuhan un brote de neumonía de causa desconocida, con un cuadro clínico caracterizado por fiebre, dificultad para respirar y lesiones infiltrativas de ambos pulmones.2 El número de casos se incrementó con rapidez; los análisis de laboratorio excluyeron posibles agentes conocidos como adenovirus, gripe, SARS-CoV y MERS-CoV, hasta que el 9 de enero de 2020 se hizo público que se trataba de un nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2.

Debido a que estamos en pandemia por virus SARS-CoV-2, consideramos importante describir la participación de este agente en la amigdalitis y la otitis para que el médico pueda diferenciar si es de etiología viral, bacteriana o ambas.

AMIGDALITIS

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas palatinas, que son parte de la primera línea de defensa de nuestro sistema inmunológico. Usualmente afecta a niños desde la edad preescolar de 3 años hasta a adultos jóvenes, aunque también puede presentarse en otros grupos de edad. La etiología en la mayoría de los casos es de origen viral, aunque también pueden ser ocasionadas por bacterias. De ellas, la más frecuente entre los 3 y 15 años de edad es el estreptococo beta-hemolítico del grupo A o S. pyogenes.

Respecto al dolor al deglutir y el dolor de garganta, suele presentarse en la infección por COVID-19 de manera menos intensa que en la etiología bacteriana; asimismo, la infección por COVID-19 se suele acompañar de fiebre poco intensa (37.5°).

Es importante saber que el dolor de garganta asociado con infección activa por COVID 19 no suele ser tan intenso como el de las amigdalitis; como en la etiología bacteriana, la dificultad para deglutir es un síntoma frecuente.

Un dato importante en COVID-19 es la presencia de alteraciones en el gusto (disgeusia) y el olfato (agnosia). Siempre debemos investigar el antecedente de contacto epidemiológico en caso de COVID-19. La exploración en la etiología viral revela hiperemia faríngea sin presencia de exudado con infiltrado petequial en el paladar, como el de la bacteriana, o exudado purulento. Generalmente no hay crecimiento de ganglio cervical y el dolor de cuello o rigidez es menos intenso. En una revisión de 1773 exudados faríngeos se encontró que las manifestaciones más frecuentes en COVID-19 fueron inflamación de faringe (11.3%) y cefalea (10.7%); mientras que en otra etiología no COVID-19, las manifestaciones fueron eritema faríngeo (5.3%), congestión nasal (4.1%), rinorrea (2.1%) y crecimiento de amígdalas (1.9%).

El tratamiento dependerá de la causa (viral o bacteriana) y debe ser determinado por el médico especialista a cargo.

OTITIS

La otitis media se define como una infección del espacio del oído medio. Esta enfermedad tiene un espectro de presentación según el tiempo de evolución: otitis media aguda, otitis media crónica supurativa y otitis con derrame. La otitis media es la segunda causa de atención pediátrica ambulatoria y puede ocurrir a cualquier edad, siendo más frecuente entre las de edades de 6 y 24 meses. Más de 80% de los niños padecen al menos un episodio de otitis media antes de los 3 años de edad. La otitis media también puede afectar a los adultos, aunque es una afección que se da principalmente en niños.

La infección del oído medio puede ser de origen viral, bacteriano o tener una coinfección. Como sabemos, el agente bacteriano más frecuente de la otitis media aguda es el Streptococcus pneumoiniae, seguido de H. influenzae no tipificable y Moraxella catarrhalis. Los virus más frecuentemente encontrados son el virus sincicial respiratorio, los coronavirus y el virus influenza.

El diagnóstico se hace clínicamente y por otoscopia, observando hiperemia de la membrana timpánica, malestar, otalgia y fiebre de poca intensidad con o sin derrame. Un estudio incluyó pacientes con COVID-19 confirmada por reacción de polimerasa en cadena (PCR) con otalgia, pérdida de la audición y otorrea. Los pacientes presentaban disgueusia y agnosia.

Se estudiaron nueve pacientes con COVID-19. De ellos, seis tuvieron datos clínicos de otitis media aguda y sólo uno tuvo perforación del tímpano. Los pacientes con coronavirus no tenían antecedentes otológicos. La mayoría presentó pérdida de la audición leve reversible.

Podemos concluir que el virus SARS-CoV-2, así como muchos otros digestivos, pueden producir infección del oído, ya sea en forma aislada o en coinfección con bacterias habituales.

El tratamiento de la otitis media es controversial y estará directamente relacionado con la edad del paciente, sus antecedentes, su presentación y la sospecha de la etiología por parte del clínico.

Las infecciones del aparato respiratorio siguen siendo la primera causa de atención médica pediátrica. La etiología es principalmente viral, por lo que, debido a la pandemia que actualmente estamos teniendo, la presencia del virus de COVID-19 debe hacer al clínico considerar esta posibilidad diagnóstica para emitir un correcto tratamiento.

REFERENCIAS

Hamre D, Procknow JJ. A new virus isolated from the human respiratory tract. Proc Soc Exp Biol Med. 1966;121(1):190-3. doi: 10.3181/00379727-121-30734. 2. Kahn JS, McIntosh K. History and recent advances in coronavirus discovery. Pediatr Infect Dis J. 2005;24(11 Suppl):S223-7. doi: 10.1097/01.inf.0000188166.17324.60. 3. ECDC (European Centre for Disease Prevention and Control). Cluster of pneumonia cases caused by a novel coronavirus, Wuhan, China. 26 January 2020. https://www.ecdc.europa.eu/sites/ default/files/documents/Risk-assessment-pneumonia-Wuhan-China-26-Jan-2020_0.pdf (acceso 01/004/2021) 4. Waheed El-Anwar M, Saad Elzayat S. ENT. Manifestation in COVID-19 patients. Auris Nasus Larynx, 2020 Aug;47(4):559-564. doi: 10.1016/j.anl.2020.06.003. Epub 2020 Jun 15. 5. Lu X, Zhang L, Du H, Zhang J, Li YY, Qu J, Zhang W. SARS-CoV-2 infection in children. N Engl J Med. 2020;382(April(17)):1663–1665. 6. Iannella G, Magliulo G, Lechien JR, Maniaci A Impact of COVID-19 pandemic on the incidence of otitis media with effusion in adults and children: a multicenter study. Eur Arch Otorhinolaryngol. 2021 Jul 4:1-7. doi: 10.1007/s00405-021-06958-4. Online ahead of print.PMID: 34218309 7. Fidan V. New type of corona virus induced acute otitis media in adult. Am J Otolaryngol 2020;41:102-108

Buscar artículos