Twitter

@MedComunicación

Facebook

@MedComunicación

Instagram

@MedComunicacion

LinkedIn

@MedComunicación

Podcast

Da clic aquí

LAS INDICACIONES Y BENEFICIOS DE LA TOLPERISONA MÁS PARACETAMOL EN OTORRINOLARINGOLOGÍA

RESUMEN El dolor facial es una entidad que tiene múltiples orígenes, que van desde la alteración de la articulación temporomandibular, alteraciones dentales, nasales así como de los nervios craneales y grandes vasos del cuello, por lo que la historia clínica en estos padecimientos es crucial para el diagnóstico y el tratamiento.

En el caso de la esfera otorrinolaringológica, el trastorno más frecuente que provoca dolor facial, es la disfunción de la articulación temporomandibular. Dado que la fisiopatología de esta disfunción es multifactorial, la terapéutica se ha enfocado en las alteraciones anatómicas, en las funcionales y las psicosociales, para lograr la mejoría en los pacientes.

Uno de los tratamientos recomendados son el uso de analgésicos y relajantes musculares con adecuada eficacia. En el caso de la combinación de tolperisona, relajante muscular de acción central, y de paracetamol como analgésico de acción central inhibiendo la formación de prostaglandinas, brindan efecto sinérgico para la mejoría de la contractura muscular masetera y el dolor en estos pacientes, evitando los efectos secundarios comúnmente presentados con el uso de los relajantes musculares de acción central. Palabras clave: Dolor facial, dolor temporomandibular, dolor muscular, miorelajantes y sedación, tolperisona, paracetamol.

ABSTRACT Facial pain is an entity that could have a lot of sites of origin. They go from temporalmandibular disorder, to dental causes, paranasal sinus, cranial nerves and great vessels of the neck, making the clinic history is so important for diagnosis and therefore for the treatment. In case of ENT pathology, TMJ disorders, is the most common cause of facial pain.

One of the recommended therapies for this entity is the use of muscular relaxants and pain killers, in this case, the use of Tolperisone, which is a central muscular relaxant and Acetaminophen, which is an analgesic that inhibit the central prostaglandin formation, give a synergic effect to improve the chronic muscular contracture of the masticatory muscles, without the common side effects of using this type of muscular relaxants. Keywords: Facial pain, temporomandibular pain, muscle pain, muscle relaxants and sedation, tolperisone, paracetamol.

INTRODUCCIÓN El dolor facial se define como el que ocurre entre la línea de implantación capilar y la mandíbula. Afecta aproximadamente a 4 personas en 100,000; La causa que lo origina puede ser de diferente etiología como alteraciones anatómicas, dentales, articulación temporomandibular, senos paranasales, nervios craneales, lóbulo frontal y grandes vasos del cuello.

Debido a la heterogeneidad de síntomas y orígenes anatómicos, el estudio de esta patología es muy variada e interdisciplinaria.1

El papel del otorrinolaringólogo (ORL) consiste en descartar enfermedades directamente relacionadas con su práctica cotidiana y derivar u organizar el tratamiento multidisciplinario en esta condición. Este manejo consiste en apoyo de profesionales de neurología, odontólogo y cirujano maxilofacial.

DISFUNCIÓN TEMPOROMANDIBULAR La Clasificación Internacional de las Cefaleas clasifica a la disfunción mandibular como un tipo de cefalea secundaria. Se presenta en 5% a 10% de la población general con predominio en las mujeres. Su fisiopatología es compleja, e intervienen alteraciones anatómicas y funcionales de la articulación temporomandibular, predisposición biológica, factores ambientales, ansiedad y la depresión.2 En la esfera del ORL, los síntomas predominantes son la otalgia (82%), dolor facial (44%) y cefalea (33%). El tratamiento consiste en terapia física, guarda oclusal, dieta blanda y fármacos, entre los que destacan: relajantes musculares y analgésicos.

TRATAMIENTO El uso de relajantes musculares y analgésicos han sido base para el tratamiento multidisciplinario de la disfunción temporomandibular.³ Tradicionalmente se utilizan fármacos sedantes con efecto miorelajante; las benzodiacepinas se utilizan; si bien efectivas, las dosis que se requieren para su efectividad suele asociarse con eventos adversos que entorpecen las actividades cotidianas, en particular las relacionadas con la conducción de vehículos, las labores de precisión y aquellas que necesitan acopio de atención y precisión. La somnolencia y la depresión del “mood” se los pacientes hacen que la adherencia terapéutica se altere.⁴

Tolperisona es útil y segura ante cuadros de dolor temporomandibular; es un relajante muscular derivado de la piperidina muy utilizado en Asia y Europa. Su acción central facilita la depresión de la transmisión espinal sináptica, con lo que se estabiliza la membrana de neuronas y sinapsis aferentes, con lo que se induce la relajación del musculo estriado, así como efecto antiespasmódico y disminución de tono muscular.⁵,⁶ Existen varios estudios aleatorizados y controlados en los que en dosis de 150 mg a 300 mg de tolperisona se generó la reducción significativa en la percepción de la intensidad del dolor muscular. Prabhoo et al con 920 pacientes adultos utilizó 150 mg dos veces al día por 7 días, con lo que el espasmo muscular, la movilidad y el dolor mejoró en más de 80% evaluado con escala Likert. Los eventos adversos fueron menores a 2% (náusea e irritación gástrica).

Concluyen que tolperisona es segura, efectiva para el manejo de dolor muscular agudo en condiciones asociadas a enfermedades musculoesqueléticas y libre de efectos sedantes.7 En otro estudio aleatorizado y controlado vs placebo con 130 pacientes, la administración de tolperisona por 21 días demostró mayor eficacia y seguridad sobre el placebo, además de que se observó que los efectos secundarios típicos de los relajantes musculares de tipo central no existen con el uso de tolperisona.

Kovalchuk utilizó la combinación de tolperisona más paracetamol (Mydocalm®) en pacientes con enfermedad vascular cerebral. De 1700 pacientes, 850 recibieron el fármaco y 850 placebo. Los objetivos del estudio consistieron en la medición del tono muscular y la presencia de dolor, así como la evolución funcional y la calidad de vida global. En paralelo se midió la presencia de eventos adversos. Concluyen que en todos los parámetros la combinación de tolperisona más paracetamol mejoró significativamente los resultados frente a placebo y con mejor tolerancia general.⁹ Dulin et al evaluaron los efectos sedantes de clorhidrato de tolperisona con base en un estudio doble ciego, aleatorizado y controlado vs placebo con 72 pacientes con asignación al azar a alguno de los dos grupos: tolperisona (50 mg o 150 mg VO) o placebo. Concluyeron que tolperisona no promueve algún efecto sedante y no afecta las funciones cerebrales relacionadas con la atención y fue bien tolerada.¹0

CONCLUSIONES El uso de relajantes musculares y analgésicos forma parte del tratamiento multidisciplinario de una entidad compleja como la disfunción mandibular y de otras entidades en las que el espasmo muscular y el dolor están presentes; esto en la búsqueda de mejores resultados y menores efectos secundarios. La combinación de tolperisona y paracetamol resulta adecuada para los pacientes, ya que se ha demostrado en diferentes estudios controlaros seguridad, efectividad y sin efectos adversos importantes; sin generar somnolencia ni algún otro dato que lleve a merma en la calidad de vida de los pacientes

REFERENCIAS

REFERENCIAS 1. Zakrzewska JM. Differential diagnosis of facial pain and guidelines for management. Br J Anaesth. 2013l;111:95- 104. doi: 10.1093/bja/aet125. PMID: 23794651. 2. Slade, GD, Fillingim RB, Sanders AE, et al. Summary of findings from the OPPERA prospective cohort study of incidence of first-onset temporomandibular disorder: implications and future directions. Pain 2013;14(12 Suppl):T116–T124. https://doi.org/10.1016/j.jpain.2013.09.010 3. Slade GD, Ohrbach R, Greenspan JD, et al. Painful temporomandibular disorder: decade of discovery from OPPERA studies. J Dent Res 2016;95:1084-92. doi: 10.1177/0022034516653743. Epub 2016 Jun 23. PMID: 27339423; PMCID: PMC5004239. 4. Quasthoff A, Möckel C, Zieglga¨nsberger W, et al. Tolperisone: A typical representative of a class of centrally acting muscle relaxants with less sedative side effects. CNS Neuroscience Therap 2008;14:107–19. 5. Tolperisona y Mydocalm: comparación, diferencias y qué es mejor. What’s the odds? 2019. Disponible en: https://radiopachone.org/tolperisona-y-mydocalm-comparacion-diferencias-y-que-es-mejor-2892 Consultado: 13/03/22. 6. Svensson P, Wang K, Arendt-Nielsen L. Effect of muscle relaxants on experimental jaw-muscle pain and jaw-stretch reflexes: a double-blind and placebo-controlled trial. Eur J Pain. 2003;7:449-56. doi: 10.1016/S1090- 3801(03)00013-2. PMID: 12935797. 7. Prabhoo R, Prabhoo KS, Singh A, et al. A phase IV observational multi-centre, open-label study on efficacy and safety of tolperisone 150 mg in patients with painful muscle spasm associated with degenerative or inflammatory diseases of the musculoskeletal system. J Assoc Physicians India 2011;59:33-7. 8. Pratzel HG, Alken SG, Ramm S. Efficacy and tolerance of repeated oral doses of tolperisone hydrochloride in the treatment of painful reflex muscle spasm: results of a prospective placebo-controlled double-blind trial. Pain 1996;67:417-25. https://doi.org/10.1016/0304-3959(96)03187-9. 9. Kovalchuk VV. [Evaluation of efficacy and safety of mydocalm in the early rehabilitation of stroke]. Zh Nevrol Psikhiatr Im S S Korsakova 2013;113:35-40. [Abstract] 10. Dulin J, Kovacs L, Ratntn S, et al. Evaluación de los efectos sedantes de dosis únicas y repetidas de 50 mg y 150 mg de clorhidrato de tolperisona. resultados de un ensayo prospectivo, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo. Pharmacopsychiat 1998;31:137-42

Buscar artículos