fbpx

Twitter

@MedGalenus

Facebook

@GalenusMEDMx

Instagram

@galenusmedoficial

LinkedIn

@GalenusMED

Dengue o fiebre quebranta huesos

El dengue es causado por cuatro serotipos del virus del dengue, es un problema de salud común en regiones tropicales y su distribución es determinada por la presencia del transmisor.

Se estima que ocurren aproximadamente 100 millones de casos de dengue al año en todo el mundo, y se contempla una proyección de más de 50 millones de casos nuevos por año.

En México, en 2014 se reportaron 22,166 casos confirmados de fiebre por dengue y 8,221 casos confirmados de fiebre hemorrágica por dengue, y durante 2015 hasta la semana epidemiológica 49 se han reportado 20,492 casos confirmados de fiebre por dengue y 5,133 casos confirmados de fiebre hemorrágica por dengue.

La forma más grave es el dengue hemorrágico, se producen fenómenos hemorrágicos a diferentes niveles, con la evidencia de petequias, equimosis, epistaxis, hematemesis, melena, choque y muerte.

El diagnóstico por lo general es mediante serología, con pruebas como la inhibición de la hemaglutinación, fijación del complemento, ELISA. La prevención aplicable es a base del control del mosquito transmisor.

 Palabras clave: dengue, virus Flaviviridae, mosquitos Aedes, respuesta inmunitaria, prevención 

Summary
Dengue is caused by four serotypes of the dengue virus, is a common health problem in tropical regions and its distribution is determined by the presence of the transmitter. It is estimated to occur about 100 million cases of dengue per year worldwide, and a projection of more than 50 million new cases per year is contemplated. In 2014, in Mexico were reported 22,166 confirmed cases of dengue fever and 8,221 confirmed cases of dengue hemorrhagic fever, and during 2015 in the epidemiological week 49, were reported 20,492 confirmed cases of dengue fever and 5,133 confirmed cases of hemorrhagic fever dengue. The most severe form is dengue hemorrhagic fever, hemorrhagic phenomena at different levels, with evidence of petechiae, ecchymosis, epistaxis, hematemesis, melena, shock and death. The diagnosis usually is by serology, with tests such as hemagglutination inhibition, complement fixation, ELISA. Prevention is applicable based mosquito control.

Keywords: dengue, Flaviviridae virus, Aedes mosquitoes, immune response, prevention

 

Por: Raúl Romero Cabello,1 Rodrigo Romero Feregrino2

1 Departamento de Microbiología, Facultad de Medicina, Universidad Nacional Autónoma de México. Hospital General de México. Asociación Mexicana de Vacunología AMV.

2 Instituto para el Desarrollo Integral de la Salud. Asociación Mexicana de Vacunología AMV. Escuela de Medicina Universidad Westhill.

 

 

El dengue es causado por cuatro serotipos del virus del dengue, es un problema de salud común en regiones tropicales y su distribución es determinada por la presencia del transmisor.

En los últimos 50 años se han ido incrementando los casos de dengue y ahora está presente en el sudeste de Asia, sur de China, Taiwán, Australia, Somalia, Sudán, Arabia Saudita, Yemen, África tropical, Centroamérica, el Caribe, sur de Norteamérica y norte de Sudamérica.

Se estima que ocurren aproximadamente 100 millones de casos de dengue al año en todo el mundo, y se contempla una proyección de más de 50 millones de casos nuevos por año.

El mayor número de casos se presenta en la temporada de lluvias porque se incrementa la cantidad de mosquitos. En México, en 2014 se reportaron 22,166 casos confirmados de fiebre por dengue y 8,221 casos confirmados de fiebre hemorrágica por dengue, y durante 2015 hasta la semana epidemiológica 49 se han reportado 20,492 casos confirmados de fiebre por dengue y 5,133 casos confirmados de fiebre hemorrágica por dengue. Los estados con más casos reportados en 2014 fueron Baja California Sur, Sonora, Veracruz, Sinaloa, Nuevo León, Oaxaca, Jalisco y Guerrero.

Esta enfermedad tiene dos variantes: el dengue clásico y el dengue hemorrágico, se considera una enfermedad infecciosa emergente de alto impacto en la salud pública a nivel mundial.

En este caso por mosquitos del género Aedes, especies: aegypti, albopictus, poliniensis y mediovitattus.

Las hembras del mosquito se infectan cuando pican a un vertebrado infectado que en ese momento tenga virus circulantes en sangre.

Una vez que el virus ingresa se fija e infecta células del intestino medio del mosquito, luego por circulación en la hemolinfa llega a las glándulas salivales donde invade células, se replica y permanece ahí.

Cuando la hembra invertebrada pica a un nuevo huésped regurgita saliva con virus, que inocula en la sangre del nuevo huésped.

Mosquito Aedes Aegypti

Las células endoteliales de vasos pequeños se edematizan y presentan infiltrado de células mononucleares.

En los mecanismos fisiopatogénicos participan citoquinas, linfocitos T CD4, interleucinas, interferón, factor de necrosis de tumoral y factor activador de las plaquetas; se produce supresión de la médula ósea, lo cual resulta en leucopenia.

Aparentemente la activación de las células mononucleares es la base de los cambios fisiológicos que se producen en la enfermedad.

La respuesta inmune con la presencia de anticuerpos circulantes en el suero acaban con el periodo de viremia y más tarde la respuesta inmune humoral y celular inducen la recuperación y proporcionan protección duradera contra nuevas infecciones.

Los anticuerpos de infecciones primarias son en su mayor parte de la clase IgM y están dirigidos principalmente contra los determinantes antigénicos específicos del virus del dengue.

Las infecciones secundarias inducen anticuerpos IgG dirigidos contra los antígenos de grupo. Los complejos antígeno-anticuerpo que se forman durante una infección secundaria facilitan la infección de nuevas células mononucleares.

Los monocitos infectados se vuelven blanco de los mecanismos inmunes y al ser atacados liberan los mediadores químicos que aumentan la permeabilidad capilar, activan al complemento, liberan tromboplastina y en conjunto provocan los cambios fisiopatológicos propios de la fiebre hemorrágica del dengue.

Después de un periodo de incubación de cinco a ocho días inicia el cuadro clínico de forma abrupta, con dolores musculares generalizados, cefalea, dolor retrorbitario, congestión conjuntival, edema de párpados, dolor lumbosacro, fiebre intensa de 40 ºC o más. 

La fiebre después de tres a seis días cede y posteriormente reaparece con menos intensidad.

Al inicio de la enfermedad aparece un exantema macular puntiforme localizado en rodillas y codos, que cede en poco tiempo, pero más tarde aparecen lesiones cutáneas de aspecto escarlatiforme en el tronco.

Esto aparece entre el tercer y quinto día de la enfermedad, el exantema se extiende al resto del cuerpo, incluyendo la cara.

Además de estos datos aparecen adenopatías generalizadas, postración, anorexia y náusea, pulso lento, mialgias, artralgias, dolor de huesos, tos, dolor de garganta, rinitis, fenómenos de hiperestesia en diversas zonas de la piel, cambios en la sensación del gusto y algunas petequias y equimosis.

Se pueden presentar miocarditis y manifestaciones neurológicas, y la biometría hemática presenta evidente leucopenia.

La forma más grave es el dengue hemorrágico, se producen fenómenos hemorrágicos a diferentes niveles, con la evidencia de petequias, equimosis, epistaxis, hematemesis, melena, choque y muerte.

Según la gravedad del cuadro hay una clasificación en cuatro grados: grado I, fiebre, síntomas constitucionales y prueba del torniquete positiva; grado II, lo anterior más hemorragias de piel, boca, melena; grado III, estado de agitación e insuficiencia circulatoria, y grado IV, choque y síndrome de choque por dengue.

El diagnóstico diferencial incluye rubéola, sarampión, malaria, tifo, leptospirosis, otras fiebres y fiebres hemorrágicas.

El diagnóstico por lo general es mediante serología, con pruebas como la inhibición de la hemaglutinación, fijación del complemento, ELISA.

El antígeno viral se puede detectar en el suero, pero sólo es aplicable en infecciones primarias por la interferencia del anticuerpo formado en infecciones secundarias.

El aislamiento del virus se realiza a partir de suero sanguíneo, que se inocula en ratones o en hámsteres lactantes, se puede inocular en cultivos celulares de embrión de pollo, riñón de hámster, células Vero, células Hela y células BHK-21.

Los estudios de biología molecular como el PCR han sido aplicados al diagnóstico rápido de dengue y han permitido el descubrimiento de muy bajos niveles de viremia.

 

De acuerdo con el momento en la evolución de la enfermedad se utilizarán soluciones intravenosas de dextrosa, transfusiones sanguíneas y posteriormente de plasma o expansores del plasma.

La prevención aplicable es a base del control del mosquito transmisor. De manera ideal, lo más conveniente es la aplicación de programas para el control de las poblaciones de vectores y proporcionar educación comunitaria para promover prácticas de higiene e incrementar la conciencia y capacidad de acción de la comunidad.

La protección específica mediante vacunación se tratará en el siguiente número, ya que hoy nos encontramos en un momento de cambio para la prevención del dengue, con la aprobación de una vacuna para uso en nuestro país.

 

Bibliografía

  • Beaumier CM, Gillespie PM, Hotez PJ, et al. New vaccines for neglected parasitic diseases and dengue. Transl Res 2013;162(3):144-55
  • TDR/WHO. Handbook for Clinical Management of Dengue. ISBN: 978 92 4 150471 3.
  • Secretaría de Salud. Dirección General de Epidemiología. Boletín Epidemiológico Número 49, Volumen 32, Semana 49. Descargado desde: http://www.epidemiologia.salud.gob.mx/dgae/boletin/intd_boletin.html
  • Hoyos Rivera A, Pérez Rodríguez A, Hernández Meléndrez E. Espectro clínico del dengue. Revista Cubana de Medicina 2012;51(1):61-8
  • Ron- Guerrero CS, López-Flores F, Ron-Magaña AL. Manifestaciones clínicas y de laboratorio relacionadas con la recuperación de las plaquetas en el dengue hemorrágico. Medicina Universitaria 2010;12:11-7
  • Guías para el Diagnóstico, Tratamiento, Prevención y Control. TDR, OMS. Edición 2009. Distribuido por OPS en 2011
  • SB Halstead. Dengue Virus and Mosquito Interactions. Ann Rev Entomol 2008;53:273-291
  • Navarrete-Espinosa J, Gómez-Dantés H. Arbovirus causales de fiebre hemorrágica en pacientes del Instituto Mexicano del Seguro Social. Rev Med IMSS 2006;44(4):347-53
  • Díaz FJ, Black IV WC, Farfán-Ale JA, et al. Dengue Virus Circulation and Evolution in Mexico: A Phylogenetic Perspective. Arch Med Res 2006;37(6):760-73
  • Navarrete-Espinosa J, Acevedo-Vales JA, Huerta-Hernández E, y cols. Prevalencia de anticuerpos contra dengue y leptospira en la población de Jáltipan, Veracruz. Salud Pública de México 2006;48(3):220-28.
  • Navarrete EJ, Gómez DH, Celis QJG, y cols. Aspectos clínicos de los casos de fiebre hemorrágica por dengue en México. Salud Pública de México 2005;47:193-200

 

 

Buscar artículos