Vacunación contra influenza en el adulto mayor Panorama actual

La influenza en una infección viral presente en todas las regiones del mundo desde hace décadas; en el año 2009 esta infección recobra importancia y vuelve a estar en la mente de la población, con el surgimiento de el virus H1N1, que inició un nuevo capítulo en la historia de esta enfermedad.

Desde ese año, la vacunación contra esta patología ha cobrado mas fuerza, y con ello, la dudas y mitos de la misma han aumentado.

A la par de este evento en la salud pública, se presenta otro mas lento, pero igual de importante, el envejecimiento de la población. Se estima que actualmente en nuestro país existen ya, más personas mayores de 60 años que menores de 5 años, este cambio poblacional se verá reflejado en la epidemiologia de diversas enfermedades, entre ellas la influenza y otras del tracto respiratorio.

En este resumen veremos como la edad afecta al sistema inmune, como las enfermedades ya descritas pueden comportarse distinto a como lo hacen en otros grupos etarios y el papel que juega la vacunación en este contexto.1

 

Por: Dr. Antonio de la Peña Celaya 

Médico internista y Hematólogo

 

El adulto mayor y los cambios en su salud.

La Organización Mundial de la Salud define a los adultos mayores como aquellas personas con mas de 60 años de edad, independientemente del género, raza o comorbilidades.

Se estima que, en nuestro país, el cambio en la pirámide poblacional se ha desarrollado durante los últimos 50 años, estimándose que para el año 2030, 25% de la población mexicana será mayor de 60 años.

El aumento de la edad en la población cambia el panorama de salud pública, al tener que abordarse de manera distinta al esquema tradicional que se ha manejado, requiriendo de mayor atención en áreas específicas.

La salud del adulto mayor se ve afectada por múltiples factores, ambientales, ocupacionales, económicos y biológicos; Es este ultimo el que ha llamado la atención de investigadores clínicos a nivel mundial, con especial énfasis en los cambios que aquejan al sistema inmune con el paso del tiempo, es así, como ahora hablamos en términos de inmunosenescencia, la cual se define como la disfunción del sistema inmunitario que se desarrolla como consecuencia de la afectación de las células de este sistema, la disminución de su capacidad de regeneración, diferenciación y falla ante desafíos inmunológicos, todo producto de su envejecimiento.2

Es la inmunosenescencia la responsable de que los pacientes mayores sean, más susceptibles a infecciones por microroganismos no típicos en la población general, y que, en aquellos con infecciones por agentes típicos, la presentación clínica sea atípica. Este proceso juega un papel importante en infecciones como la influenza.

Generalidades de la influenza.

El termino influenza fue primeramente utilizado en la literatura medica en 1650 y el primer virus de la influenza aislado se logró en 1931.3

La influenza es una infección de vías respiratorias, cuyo agente responsable es un virus de la familia Orthomixovyridae que se subclasifica en 3 familias: A, B y C, los tipos A y B son los responsables de la mayoría de las infecciones en humanos.

Es una de las enfermedades con mayor repercusión en la salud pública, debido a su poder mutagénico, la presentación clínica, sus complicaciones, su adaptación a muchos hospederos y la capacidad para cruzar la barrea de especie; Se le considera un virus no erradicable, a pesar de ser manejable mediante la vacunación. 4

Se presenta en picos estacionales, con mayor prevalencia en los meses que corresponden al invierno, causando múltiples brotes y raramente, pandemias.

Serológicamente, se clasifica de acuerdo al lugar donde se aisló, primeramente; Todas las cepas tienen afección a ganado aviario, y de las cepas existentes, las mas importantes para la especie humana son: H1, H2, H3, N1 y N2.

El método de trasmisión en humanos, mas reconocido es el aéreo, a través de partículas suspendidas de secreción provenientes de vías respiratorias de sujetos infectados.

Si bien se considera una infección respiratoria leve, hay grupos en los cuales se presenta con mayor gravedad, estos son infantes menores de 6 años, adultos mayores, mujeres embarazadas y habitantes de asilos o casas de asistencia médica.

Normalmente, un sujeto infectado por influenza cursa con un proceso agudo de 3 a 10 días de duración, con recuperación completa, sin embargo, en los pacientes añosos, la infección se presenta con un curso más severo, teniéndose registros de que representa el 54% al 70% de las hospitalizaciones de este grupo y hasta el 85% de las causas de muerte en la temporada invernal en los Estados Unidos.5

 La presentación clínica en los pacientes mayores varia de la de la población más joven. La fiebre se presenta con menos frecuencia que en otros grupos etarios; La exacerbación de síntomas y signos previamente encontrados, como aquellos relacionados a enfermedad pulmonar obstructiva crónica (tos, expectoración, disnea) es la presentación clínica mas habitual con un 90%, seguido de las mialgias, que se presentan en aproximadamente 81%.6 Es en estos pacientes, en quienes observamos la mayor cantidad de complicaciones, así como las de mayor severidad.

Complicaciones de la influenza en población mayor.

La neumonía es por mucho la complicación numero 1, en los EEUU se reportan hospitalizaciones en terapia intensiva por neumonía asociada a influenza en 27% de los pacientes que se ingresan a dicho servicio. 7

En México no se tiene una tasa estimada de ingresos hospitalarios por neumonía asociada a influenza.

Otras complicaciones menos frecuentes son aquellas del sistema nervioso central, como encefalitis y las exacerbaciones de patologías extrapulmonares como miocarditis.

El papel de la vacunación en la prevención de la influenza.

Si bien, como se menciono anteriormente, la influenza es una enfermedad no erradicable, si es una enfermedad sujeta a prevención mediante la vacunación, sin embargo se deben aclarar diversos puntos con nuestros pacientes al momento de hablar de vacunar: El haberse infectado de influenza no protege a la persona de volverse a infectar el próximo año, ni siquiera la protege de infectarse de nuevo durante la misma temporada del año, esto debido a la flexibilidad genética del virus y su capacidad mutagénica; La vacuna contra la influenza no los protege contra otras infecciones virales y bacterianas de vías aéreas, por lo tanto es importante que completen el esquema de vacunación vigente y disponible en sus localidades.8

Tiempo ideal para vacunación.

El tiempo ideal de vacunación es varias semanas antes de la temporada de influenza, que como se mencionó, es durante el invierno, de manera que el tiempo máximo en que se debe vacunar al adulto seria a finales de octubre para las distintas regiones en nuestro hemisferio.

La vacunación posterior a ese tiempo también es beneficiosa, por lo que si no fue posible vacunar al paciente antes de que el virus empiece a detectarse en su comunidad, se deberá hacer a la brevedad posible, tomando en cuenta que el sistema inmune requiere de 2 semanas para lograr el pico máximo de protección contra la enfermedad.5

Tipos de vacunas.

La vacuna de la influenza se desarrollo primero en la década de los 60’s para las fuerzas militares estadounidenses, posteriormente utilizándose en pacientes de 5 años en adelante, es una vacuna de virus vivo atenuado (VVA) y contiene proteínas de huevo de gallina, por lo tanto este tipo de vacuna se encuentra proscrita en personas con alergia a huevo.

Entre los distintos productos disponibles para el uso en humanos tenemos aquellos trivalentes, que contienen 2 serotipos de grupo A y 1 de B, los trivalentes recombinantes, que se producen en cultivos celulares provenientes de insectos y los cuadrivalentes, que contienen dos serotipos A y dos B, esta última siendo la opción a utilizar en pacientes con alergia al huevo.

No existe información de calidad con respecto a cuál de estos tipos de vacuna proporcionan la mayor efectividad y seguridad en el grupo de pacientes mayores de 65 años, por lo tanto, las agencias sanitarias del mundo mantienen una posición neutral con respecto al uso de una sobre la otra, refiriendo siempre tomar en cuenta los factores económicos, políticos y específicos de cada país o región mundial.8

La vacunación contra influenza en México.

En nuestro país la vacuna contra la influenza se introdujo al esquema de adultos mayores en el año 2004.

Desde entonces han sido numerosos los esfuerzos para lograr una mejor cobertura de esta población, manteniéndonos actualmente en 75% del grupo objetivo vacunado por año.

En el sector salud nacional, se tiene establecido que la vacunación contra influenza se deberá aplicar en personas mayores de 60 años, en los meses de octubre a diciembre, haciendo hincapié en que, entre más temprano se lleve a cabo, será de mayor utilidad.

El subtipo de vacuna con el que contamos en nuestro país es trivalente dosis estándar. 

La dosis y sitio de aplicación de la vacuna dependerá del tipo de biológico que se distribuya a nivel nacional de acuerdo a la serología detectada en brotes de años anteriores.9

Conclusiones

En nuestro país la vacuna contra la influenza se introdujo al esquema de adultos mayores en el año 2004.

Desde entonces han sido numerosos los esfuerzos para lograr una mejor cobertura de esta población, manteniéndonos actualmente en 75% del grupo objetivo vacunado por año.

En el sector salud nacional, se tiene establecido que la vacunación contra influenza se deberá aplicar en personas mayores de 60 años, en los meses de octubre a diciembre, haciendo hincapié en que, entre más temprano se lleve a cabo, será de mayor utilidad.

El subtipo de vacuna con el que contamos en nuestro país es trivalente dosis estándar. 

La dosis y sitio de aplicación de la vacuna dependerá del tipo de biológico que se distribuya a nivel nacional de acuerdo a la serología detectada en brotes de años anteriores.9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *