LOS SERVICIOS CLÍNICOS Y LA ATENCIÓN MÉDICA INTEGRAL

Introducción

El Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM), que forma parte de la red de Institutos Nacionales de Salud, se integra por diferentes direcciones: la Dirección de Enseñanza, la Dirección de Investigaciones Epidemiológicas y Psicosociales, la Dirección de Investigaciones en Neurociencias y la Dirección de Servicios Clínicos (DSC), la cual es la encargada de ofrecer el trabajo asistencial, además de tener la responsabilidad de coordinar la atención integral médico-psiquiátrica y psicológica que se brinda a los pacientes. A través de los diferentes servicios que se proporcionan se tiene como meta la implementación de modelos de atención innovadores con lineamientos y adherencia a las guías de práctica clínica y consensos internacionales, distinguiéndose por incluir un enfoque de trabajo multidisciplinario. La DSC del INPRFM se constituye como un centro de tercer nivel, lo que implica su orientación a recibir referencias de casos complejos que no pueden ser atendidos en el primero y segundo nivel.

El INPRFM, en esta ocasión a través de la DSC, busca establecer la vinculación social y la difusión en la comunidad sobre los servicios que ofrece y psicoeducar en temas relevantes de la especialidad, traducidos a un lenguaje coloquial, en torno al estigma de la psiquiatría, la depresión en la mujer, la prevención del suicidio en adolescentes, así como temas de estrés postraumático, consumo de alcohol y drogas y sexualidad. Motivados por lo anterior, celebramos un convenio entre la revista Galenus MED y el INPRFM que permitirá en los siguientes meses que diferentes especialistas compartan y difundan su conocimiento sobre estos temas.

La DSC se dedica prioritariamente a la atención clínica de los pacientes psiquiátricos, con apego a los principios y estándares de calidad, excelencia y barreras de seguridad necesarios para garantizar que estos procesos sean seguros. Actualmente la institución cuenta con la recertificación vigente por parte del Consejo de Salubridad General por su cumplimiento con los estándares y la correcta implementación del modelo de calidad y seguridad del paciente. 

Además del trabajo asistencial que se realiza con los pacientes que acuden a la institución, se busca su participación en proyectos originales de investigación, desarrollados para dar respuesta a las demandas nacionales y las líneas prioritarias de los planes nacionales de salud y colaboraciones a nivel internacional. La DSC colabora con la dirección de enseñanza en la formación de residentes en psiquiatría, paidopsiquiatría y otras altas especialidades del área, como sede de los cursos de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Claudia Becerra Palars

Directora de Servicios Clínicos, INPRFM 

Raúl I. Escamilla Orozco

Coordinador de las Clínicas de Especialidad, INPRFM

 

Áreas de la Dirección de Servicios Clínicos

La DSC se divide en dos subdirecciones: la de consulta externa y la de hospitalización.

La Subdirección de Consulta Externa atiende a la mayor proporción de pacientes que acuden a solicitar ayuda a esta institución. A través del servicio de preconsulta, los pacientes establecen el primer contacto y se valora el tipo de servicio que requieren: consulta externa general, atención en alguna de las 11 clínicas de subespecialidad (Adolescentes; Esquizofrenia; Género y Sexualidad; Trastornos Afectivos; Trastorno Obsesivo Compulsivo; Trastornos de la Conducta Alimentaria; Genética; Psiquiatría y Biología Molecular; Psicogeriatría; Trastorno Límite de la Personalidad; Adicciones y Sueño). También se contemplan intervenciones adicionales a través de los Departamentos de Psicología, Psicoterapia y Rehabilitación. La consulta externa ofrece servicios especializados para adolescentes, adultos y adultos mayores. Durante 2018 se atendieron 101,449 pacientes.

La Subdirección de Hospitalización cuenta con 50 camas y proporciona atención médico-psiquiátrica las 24 horas del día, los 365 días del año. Para proporcionar atención en este nivel se requiere de la autorización del paciente y de su consentimiento informado por escrito.

En el caso de los menores de edad, se requiere adicionalmente el consentimiento del padre, madre o tutor. La hospitalización es proporcionada por un equipo multidisciplinario que realiza su labor en forma integral. Este equipo está compuesto por médicos especializados en psiquiatría, personal de enfermería con especialización en salud mental, trabajo social y terapeutas ocupacionales. Durante 2018 se hospitalizaron 666 pacientes.

La colaboración entre ambas subdirecciones es fundamental; la subdirección de consulta externa contribuye con la de hospitalización en el apoyo para el diagnóstico y atención especializada de pacientes complejos.

El trabajo conjunto consiste en sesiones académicas para la discusión de casos específicos, la inclusión en programas de rehabilitación integral de tipo biopsicosocial y el enlace con las clínicas de alta especialidad a través de los servicios de interconsulta. Estos mecanismos de enlace aseguran que se mantenga la continuidad en la atención de los pacientes.

Además, los Departamentos de Psicología y Psicoterapia de la consulta externa participan en la evaluación y derivación de pacientes para terapia individual o grupal. Existe también el servicio de Atención Psiquiátrica Continua, que ofrece servicios a pacientes que presentan necesidades de atención urgente. El Departamento de Fomento a la Investigación coordina y administra la investigación dentro de la DSC. 

Actividades de la Dirección de Servicios Clínicos

Dentro de las actividades y programas de atención de la DSC se cuenta con la participación supervisada de personal en formación en las diferentes áreas y disciplinas. Las funciones y responsabilidades de cada uno de los integrantes del equipo de atención son las siguientes:

Médico especialista en psiquiatría. Es el líder del equipo multidisciplinario y se encarga de la coordinación de todas las intervenciones. En primera instancia realiza una evaluación exhaustiva de los pacientes para poder establecer un diagnóstico preciso y completo, contemplando la solicitud de los estudios de laboratorio y gabinete (estudios de imágenes cerebrales, electrocardiografía, electroencefalografía y mapeo cerebral, entre otros) que considere convenientes para apoyar el diagnóstico psiquiátrico, excluir otras condiciones y realizar una evaluación integral al considerar comorbilidades médicas.

Se encarga de determinar las mejores opciones de tratamiento para el paciente, desde el punto de vista farmacológico y psicoterapeútico, a corto y mediano plazo. La anticipación y previsión de medidas oportunas para el manejo a largo plazo también se encuentra dentro de sus funciones.

Personal de psicología. Cuenta con el entrenamiento suficiente para realizar evaluaciones psicológicas especializadas, además de proporcionar intervenciones psicoterapeúticas en sus diferentes modalidades, de acuerdo a las necesidades de cada usuario.

Personal de enfermería. Se cuenta con personal con entrenamiento médico general y especialización en salud mental para el cuidado, apoyo, orientación y atención de los pacientes hospitalizados. Es importante destacar la importante labor que realizan en relación a la educación para la salud mental y la gestión de riesgos.

Terapeutas y trabajadores sociales. Se encargan de destacar las fortalezas y habilidades de afrontamiento asertivas, tanto de los pacientes como de sus familiares, en función de sus propias necesidades. Se incluye la evaluación del entorno del paciente y se proporciona orientación a quienes conforman la red de apoyo primaria del paciente, habitualmente la familia. Además, realizan intervenciones sistémicas pertinentes, con el objetivo de lograr una óptima reinserción social del paciente, mejorar su calidad de vida y recuperar en mayor grado su nivel de funcionalidad previo.

Investigadores. Algunos de los jefes, médicos especialistas y psicólogos realizan, además del trabajo asistencial y docente, trabajo de investigación. Actualmente la DSC cuenta con 12 miembros dentro del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (SNI-CONACyT) y cuatro con nombramientos de investigadores de la Coordinación de los Institutos Nacionales Salud y Hospitales de Alta Especialidad, quienes junto con el resto de los investigadores institucionales y personal de la DSC coordinan y desarrollan los protocolos propios y de los residentes.

Parte de esencial de las actividades cotidianas de los profesionales en la DSC es la gestión de riesgos, que integra su evaluación, priorización y atención para poder establecer barreras de seguridad efectivas e implementar mejoras en forma continua en los procesos de atención.

 

Lecturas recomendadas

Barrera Villalpando Ml, Cortés Sotres JF, Mendieta Cabrera D, Guerrero León Dl. Disminución del influjo parasimpático en fibromialgia: Su relación con la Psiquiatría en un centro especializado de referencia nacional. Salud Mental. 2015: 38:123-128.

De la Peña Olvera F. Compendio de Guías Clínicas en Psiquiatría. Adultos. 1ª edición. México: APM Ediciones y Convenciones. Ciudad de México, 2017. ISBN 978-607-8512-33-1.

De la Peña Olvera F. Compendio de Guías Clínicas en Psiquiatría. Niños y Adolescentes. 1ª edición. México: APM Ediciones y Convenciones. Ciudad de México, 2017. ISBN 978-607-8512-21-8.

Escamilla R, Camarena B, Saracco-Álvarez R, Fresán A, Hernández S, Aguilar-García A. Association study between COMT-DRD2, and DRD3 gene variants and antipsychotic treatment response in Mexican patients with schizophrenia. Neuropsychiatric Disease and Treatment. 2018: 14: 2981-2987.

Flores M, Becerra C, De la Peña F, Carvajal A, Yoldi M, Ortega H, Hernández C. Consideraciones clínicas y endocrinológicas en mujeres con trastorno bipolar. Salud(i)Ciencia. 2016: 21,832-838.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *