EL CORONAVIRUS CONTINÚA ENSOMBRECIENDO AL MUNDO (Datos al 10 de julio de 2020)

El Coronavirus continúa extendiéndose por todo el planeta y ya ha infectado a más de 12.5 millones de personas, mientras que la cifra global de decesos rebasa los 562,000 y la de los recuperados se acerca a los siete millones de personas.

El país más afectado es Estados Unidos, con más de 3.1 millones de contagios y más de 134,400 fallecimientos, seguido de Brasil, que supera los 1.8 millones de casos y acumula más de 70,000 muertos, y de India, donde se registran ya más de 820,000 contagios y 22,000 muertes. Por debajo se sitúan Rusia, que supera los 719,000 infectados y registra más de 11,100 muertos; Perú, que ya supera los 319,000 casos; Chile, con más de 309,000 casos; y el Reino Unido y México, que se acercan a los 290,000 casos.

España, Irán, Sudáfrica, Pakistán e Italia rondan los 250,000 casos, al tiempo que Arabia Saudita y Turquía ya superan los 200,000, un umbral que también roza Alemania. Por encima de los cien mil contagios están Bangladesh, Francia, Colombia, Canadá y Qatar. También Argentina ha superado a China, el epicentro original de la pandemia en diciembre de 2019, que contabiliza oficialmente cerca de 83,600 infectados.

Como resultado de la expansión del virus, más de la mitad de la población mundial ha sido sometida a algún tipo de confinamiento, se ha impuesto el distanciamiento social y los desplazamientos han quedado paralizados, al igual que la actividad económica, provocando una grave recesión global.

En cualquier caso, Europa, que ya ha alcanzado los 200,000 fallecidos, parece haber superado la fase crítica de la epidemia y ha iniciado un proceso gradual de desescalada, al igual que varios países de Asia y de Oceanía. El foco principal de la pandemia se sitúa ahora en América, donde los contagios siguen creciendo de forma sostenida. Lo hace a una velocidad que, lejos de frenarse, se acelera semana a semana en este continente: sólo el sábado 4 de julio, la Organización Mundial de la Salud informó del mayor incremento de casos en un día hasta la fecha, con 212,326 casos positivos.

A continuación se presentan situaciones relevantes de algunos países de Europa y América.

Europa

España (253,908 casos y 28,403 muertes). Tras detectarse los primeros casos en febrero, el primer fallecimiento en España tuvo lugar en la Comunidad Valenciana el 13 de febrero, aunque fue descubierto en una necropsia posterior; para entonces, el virus se había extendido ya por todas las comunidades autónomas y el Gobierno decretó el 15 de marzo el estado de alarma para contener la Covid-19, un estado de excepción que se ha mantenido durante casi cien días. Tras un proceso de desconfinamiento por fases que ha durado varias semanas, el país entró el 21 de junio en la denominada nueva normalidad, que recupera la libertad de movimientos y abre las fronteras a los viajeros de la Unión Europea y el espacio Schengen. Desde entonces, se han registrado al menos medio centenar de brotes por el país.

Italia (242,827 casos, 34,945 muertes). Fue el primer foco del brote en Europa y es el cuarto país del mundo con más víctimas mortales con Coronavirus. El Gobierno italiano paralizó toda la actividad, a excepción de la esencial, durante dos meses y prohibió hasta junio la entrada y salida del país, antes de dar por controlada la epidemia. A diferencia del resto de sus socios europeos, el país ha optado por mantener las cuarentenas de 2 semanas para los visitantes de terceros países aprobados por la UE.

El Reino Unido es el país de Europa con mayor número de fallecidos. Mientras otros países decretaban el confinamiento, su Gobierno apostó por una estrategia basada en la inmunidad de grupo y no ordenó el aislamiento hasta el 23 de marzo. El 30 de abril, el primer ministro, Boris Johnson, dio por superado el pico de contagios y el 10 de mayo anunció el plan de desescalada en tres fases que se prolongó hasta julio y que incluyó una cuarentena obligatoria para los viajeros que entraran al país. No obstante, el Ejecutivo reconfinó la localidad de Leicester el 29 de junio al concentrar el 10% de los positivos del país. Hasta hoy este país acumula casi 44,800 muertes confirmadas y más de 288,000 contagiados, entre ellos el príncipe Carlos, que superó la enfermedad, y el propio Johnson, que estuvo ingresado en una unidad de cuidados intensivos. El ministerio de Sanidad y Atención Social ha indicado que el número de fallecimientos atribuibles al virus en el país podría superar los 50,000.

Francia es el tercer país de Europa con más muertos por coronavirus, al registrar más de 30,000 fallecidos, con más de 170,000 casos. En confinamiento desde el 17 de marzo, el 11 de mayo empezó a levantar las restricciones, pero mantendrá la emergencia sanitaria hasta finales de julio. El país galo, que da por “controlada” la pandemia en su territorio, encargará a una comisión independiente analizar la gestión de la emergencia sanitaria.

Alemania ha superado los 9,000 muertos con más de 199,000 positivos de Covid_19. El Gobierno, que declaró el estado de emergencia a mediados de marzo pero no impuso un confinamiento tan estricto como en otros lugares, afirma tener “bajo control” el embate del Coronavirus, por lo que en abril inició el desconfinamiento, siempre manteniendo el distanciamiento social. Un brote en una empresa cárnica, con más de un millar de contagiados, ha puesto en cuestión la desescalada y la inquietud se ha disparado al difundirse que el ritmo reproductivo de la enfermedad ha repuntado con fuerza.

Rusia ha dado cuenta de más de 719,000 contagios, lo que le convierte en el país con más casos de Europa y en el cuarto del mundo, a pesar de que las autoridades aseguraron tener bajo control la expansión del Coronavirus. Sin embargo, sólo ha informado 11,188 muertes, una de las tasas más bajas de letalidad del virus en el mundo, lo que ha llevado a que la Organización Mundial de la Salud cuestione sus cifras.

En Turquía, donde los casos superan ya los 210,000 y se han registrado más de 5,300 muertes, el Gobierno inició el 11 de mayo una fase de recuperación gradual que califica de “vida social controlada”, caracterizada por la distancia social y el uso de mascarillas en el espacio público. Entrado el mes de junio, el presidente, Recep Tayyip Erdogan, ha retirado el toque de queda impuesto los fines de semana en una quincena de provincias y ciudades del país y Turkish Airlines ha reanudado de forma gradual los vuelos internacionales, con vistas a recuperar la actividad turística.

La Unión Europea ya ha hecho pública la lista de países que tienen permitido el acceso al espacio comunitario, en la que ha dejado fuera a Rusia, Estados Unidos y Latinoamérica (exceptuando a Uruguay).

América

Estados Unidos es el país más afectado del mundo, con más de tres millones de contagios y más de 134,400 muertes en apenas cuatro meses. La Administración de Donald Trump ha implantado diversas medidas para frenar el virus: suspendió los vuelos procedentes de Europa durante un mes, declaró la emergencia nacional y ha llegado a suprimir temporalmente los permisos de residencia y determinados visados para trabajadores extranjeros. El país se convirtió el 10 de abril en el primero del mundo en registrar un aumento de más de 2,000 muertes por Coronavirus en un solo día. A finales de mayo, todas las playas reabrieron en el país y se levantaron restricciones, que sin embargo dispararon los contagios y muertes a partir de junio. Se informan nuevos brotes en diversos estados de la Unión Americana.

En Canadá, menos azotado por la pandemia que Estados Unidos, los contagios ya han superado los cien mil casos, si bien sólo tiene que lamentar unas 8,800 muertes, la mayoría vinculadas a residencias de ancianos, donde las autoridades de Quebec y Ontario tuvieron que recurrir al Ejército. Desde mayo, el país ha iniciado un lento proceso de desescalada, aunque la perspectiva de reabrir la frontera con Estados Unidos se ha tenido que retrasar hasta el 21 de julio.

La Covid-19 también se ha propagado por Latinoamérica, a un ritmo infortunadamente rápido entre mayo y junio, lo que ha llevado a la OMS a situar al continente como el nuevo epicentro mundial de la pandemia. La situación se agrava en un continente lastrado por la pobreza, la falta de recursos y en el que se acerca el invierno.

El país más extenso, Brasil, es también el más afectado y el segundo país del mundo con más casos y muertes; tanto es así que puntualmente ha llegado a superar a Estados Unidos en el número de muertes diarias y es el segundo del planeta en superar el millón de casos. Su presidente, Jair Bolsonaro, que ha dado positivo a Coronavirus, ha optado por minimizar los efectos de la pandemia y animar a la gente a seguir trabajando, en contra del criterio de sus colaboradores, algunos de los cuales han dimitido. La flexibilización de las restricciones es criticada por especialistas y científicos, que consideran que el país aún no ha llegado al pico de la curva de contagios, lo que está previsto para este mes de julio.

Destaca por su número de contagios Perú, que sigue viendo crecer las cifras hasta acercarse al límite de sus recursos. Transcurridos más de 2 meses de emergencia sanitaria en el país, faltan equipos de protección para el personal sanitario, camas de UCI, ventiladores mecánicos, oxígeno, y pruebas, entre otros. Hasta tal punto se ha desbordado la demanda de estos recursos, que el Gobierno declaró de interés nacional el oxígeno medicinal para garantizar su abastecimiento ante la gran demanda de casos.

La Covid-19 es una amenaza también para Chile, que todavía no ha alcanzado el pico de la pandemia y es el sexto país del mundo en casos, por encima del Reino Unido. El Gobierno tuvo que declarar una cuarentena en la capital, el foco nacional de la expansión del Coronavirus y llegó a confinar a siete millones de personas tras optar inicialmente por cuarentenas “dinámicas” en focos de contagio.

Países como Colombia y Argentina sí apostaron desde el principio por un aislamiento social obligatorio y generalizado. Eso no ha evitado que Colombia, que impuso restricciones desde el 25 de marzo, aún siga en el pico de la pandemia con cifras de contagios y muertes muy elevadas, ya por encima de los 100,000 casos.

México. También se vive una situación complicada en nuestro país, donde el Gobierno tenía previsto a partir del 1 de junio retomar el regreso a las actividades económicas y sociales y, sin embargo, esta estrategia del gabinete de Andrés Manuel López Obrador, que daba por “domada” la crisis del Coronavirus, ha chocado con la realidad, al registrarse cifras récord de contagios y sin que se vislumbre el momento del alcanzar el pico de la pandemia. Una de las principales críticas al Ejecutivo mexicano en el manejo de la pandemia ha sido la controvertida política de no aplicar pruebas masivas para detectar el virus y los expertos creen que los modelos oficiales han subestimado el número de contagios y muertes.

Esta semana el vocero de la presidencia para esta crisis, Hugo López Gatell, se ha pronunciado en contra de seguir mostrando señalizaciones por color relacionadas con la intensidad de la pandemia en los distintos estados que conforman el país, alegando que los gobernadores de varias entidades han manejado mal los informes al respecto, perdiéndose la credibilidad de cada estado. La Ciudad de México, la más infectada de todo el país (53,423 casos confirmados, 7,191 fallecimientos), continúa siendo el foco más importante de Covid-19, y sin embargo, una parte de su población continúa creyendo que esta pandemia es sólo un mito gubernamental y en algunos estados como Chiapas han tomado acciones incluso violentas en contra de programas de sanitización implementados por gobiernos estatales, argumentando que se trata de estrategias del gobierno para difundir aún más el virus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *